martes, 30 de noviembre de 2010

Odio las cenas de empresa.


En mi empresa, como en todas las grandes empresas que se precien, tenemos cena de Navidad, porque nosotros... no vamos  a ser menos!!!.

Pero nuestra cena de Navidad viene siendo un poco especial, ya que no la paga la empresa, aunque el jefe va el primero, sino que la paga cada trabajador, vaya que en realidad cada departamento se paga su cena, y encima tenemos que aguantar al jefe.

Los dos primero años (llevo tres trabajando en la Empresa) no fui a la cena de Navidad. Ya lo sé, soy una rancia, pero es que me toca enormemente la moral tener que hacer el paripé de qué a gusto estamos, y qué bien nos llevamos todos!!.
La cosa es que este año, aparte de la cena departamental navideña, se hicieron otras cenas paralelas o complementarias, según grupos de trabajo, afinidades, etc, etc.

Reconozco que no tengo afinidad con practicamente nadie de mi trabajo, cada día que pasa tengo menos, pero este año, entre cuatro o cinco surgió la idea de irnos a cenar todos juntos, y pasar de la cena departamental.
Todo iba sobre ruedas hasta que... pasó lo que pasa en estas circunstancias... uno de los cinco se lo dijo a alguien.. y ese alguien se apuntó también a la cena, y a su vez se lo dijo a otro alguien, y también se apuntó... total.. lo que iba a ser una cena de cinco.. se convirtió en una de veinte de las que excepto cuatro los demás no es que ni me van ni me vienen, sino que algunos me caen mal y otros me dan vergüenza ajena. Y por si fuese poco... algunos han decidido llevarse a sus churris (qué pintará un o una churri en una cena de empresa del respectivo o respectiva!!!)

Total que pensé que para ir a esa cena, me iba a la de la empresa que al fin y al cabo... habría mas gente y más carnaza (para las posteriores entradas blogueriles). Y además... entre tanta gente me puedo quitar de en medio cuando quiera sin que se note.

Comenté mi decisión con dos chicas (de las que iban a la original cena de cinco personas) y una de ellas, decidió lo mismo que yo, y la otra... se ha cabreado.


Y esto a que iba... ah sí, a que odio las cenas de Empresa!!!!





25 comentarios:

  1. Cómo te entiendo, Mo. Yo también paso de las cenas de empresa. Llevo cinco años en el mismo sitio. Fui a las dos primeras; las dos siguientes me pillaron fuera por motivos familiares. Y ahora se presenta la quinta...

    No pienso ir, lo tengo clarísimo. Como he estado fuera de la empresa muchos meses por mi maternidad, noto como que vuelvo a tener que empezar con todo el mundo. Y paso. Así que para ir, y acabar sentada en una silla bebiendo sola, me quedo en mi casa. Ea.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. tambien odio las cenas de empresa, mejor dicho, todas las celebraciones empresariales, este anio soy la nueva y no se que excusa decir para no ir a la cena de navidad del departamento y la de toda la empresa, alguna sugerencia?... Ah, me olvidaba, en mi departamento tienen la costumbre de invitar el almuerzo al cumpleanero de turno, no suena mal... A no ser que termines pagando 20 dolares por un plato que en realidad cuesta 8, es que hay que ser democratico y dividir la cuenta para todos por igual... Ainsss

    ResponderEliminar
  3. Mo, yo he comenzado a trabajar y no sé si mi jefe dirá lo de la cena de navidad, sólo espero que si lo dice pague él, que bastante pasta gana. Ya te contaré,mientras disfruta de tus cenas.


    un beso guapa y perdona el abandono, pero voy líada

    ResponderEliminar
  4. En mi empresa se rumorea que este año no habrá cena (a nosotros si nos la pagaban y además ponían muy bien de comer) y que harán un lunch en la misma empresa (no restaurante).

    Así que ahora no pienso ir... que a la cena tampoco tenía pensado ir, por el bombo, pero al lunch para encima estar de pies y la gente venga a preguntar chorradas... paso!!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Completamente de acuerdo. ¿Por qué tenemos que hacer el paripé de que nos llevamos genial?
    Paso de todo eso, no he ido a ninguna en mi actual empresa y no pienso ir nunnnca a ninguna
    ¡Ea!

    ResponderEliminar
  6. ufff yo tengo la suerte de trabajar en una pyme dónde sólo somos 5 trabajadores XD De todas formas siempre hay gente rancia macho... por que se ha tenido que mosquear, que le de pena y eso pos bueno, pero de ahí a enfadarse... que amargada por dios!

    ResponderEliminar
  7. jajaja esas cenas sólo valen para capturar momentos vergonzosos de los superiores por si en algún momento necesitas hacer chantaje!!!

    ya nos contaras!

    un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Pues el que se ha ido de la boca de ese grupo inicial de 5, os ha hecho la putada, jejejejejee.

    Yo también las odio. De hecho, de los 3 años que llevo en mi trabajo, no he ido a ninguna.....

    Besicos y paciencia en la cena... tú piensa en positivo, todos los post que te va a dar! jejejeje

    Besicos

    ResponderEliminar
  9. Otra que tampoco va a las cenas de compañeros. Porque, además, siempre hay algunos que acaban imponiendo su criterio sobre el restaurante, el menú y demás. Porque la gente, después de un par de copas, acaba perdiendo vergüenza y sentido del ridículo. Porque siempre te toca sentarte al lado de alguien con quien no tienes en común ni un tema de conversación... Podría seguir, pero creo que ya son bastantes razones.

    ResponderEliminar
  10. Si me tengo que ir de cena, por lo menos que sea con gente a la que aprecio o me voy a reir.
    Ya hace años que paso de ir a la cena del Departamento porque entre otras cosas, llevo 2 años trabajando aqui y no aguanto a la jefa directa, el resto son estiradísimas y paaassoooo
    Aún así estoy haciendo el planing para que no me coincida la de amigos de aquí y de allá.

    Despues de esas cenas, se puede escribir muchh0oss post....eh? Espero el tuyo!!!

    ResponderEliminar
  11. Pues yo nunca he tenido cena de empresa. No se como lo hago que, o bien me fichan empresas que no tienen un duro para pagarme (como es el caso de la que stoy ahora)o bien que me han despedido o me he ido yo (tambien porque la empresa no tenía un duro para pagarme y paso de hacer el primo). He tenido un par de comidas, pero en una de ellas fue comer y después, me toco seguir repartiendo revistas por Madrid...una mierda, vaya!!

    ResponderEliminar
  12. Yo cada día me alegro más de trabajar individualmente...porque entre otras cosas ese es un coñazo que me evito...y total, para que hagan negocio los restaurantes dandote de comer forraje a precio de oro ya me lo cocino yo tan agustito.

    ResponderEliminar
  13. Este año solo tengo cena de navidad de la escuela de idiomas, en concreto del curso de gallego. Por lo que somos poquitos y nos llevamos bastante bien. (o eso pienso)
    Ya lo contaré...

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Esas cenas son de lo peor, yo tengo las típicas cenas de clase y me pasa igual que paso de ir. Para gastarme un dineral en una cena me cojo y me lo gasto con mis amigos.

    Si la otra se enfada pues bueno no es tu culpa que se dejen guiar por tus razonamientos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Yo también las odio!! y también las pagamos de nuestro bolsillo, pero con suerte este año no tendremos!!!

    ResponderEliminar
  16. ¡Huy pues yo me lo paso pipa!
    La mía es comida, después de la copa se van casi todos y nos quedamos los más jovenes (siempre los mismos) que empalmamos tarde-noche-y hasta madrugada por el centro dando botes.

    Es más. Siempre hay algún amigo, que se encuentra a algún amigo, todo es paz y amó ejem....soy soltera, muhé.

    ResponderEliminar
  17. Yo también las odio.

    Y si algún año se han llevado a las parejas, ya ni te cuento.

    Un coñazo, vamos....

    Tómatelo con calma y disfruta!

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Esas cenas están bien si hay buen rollito pero si no... Lo peor de todo es ese enfado, que se solucione pronto!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Hola

    Me llamo Felicia , soy administradora de un directorio y tengo que decir que me ha gustado tu página, me encanta el contenido que publicas, yo también odio las cenas de empresas.
    Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

    Si estás de acuerdo. Házmelo saber.

    Suerte con tu web!
    Felicia

    Mi correo es felicia.alvarado@hotmail.com

    ResponderEliminar
  20. A mí me pasa lo mismo... odio esas cosas, pero entre tanto rollo uno siempre puede sacar cosas divertidas:

    Antes de ser funcionario cuando trabajaba para una empresa privada, me obligaron un año a ir a un sarao de esos porque el mandamás iba a dar un discursito de los suyos y necesitaba aplaudidores a tutiplén.

    El caso es que llegado el día de autos, me despisto un poco con la hora y llego tarde... entro intentando que no se me vea demasiado y me siento en el primer hueco libre que veo, saludo cortesmente y de repente pienso: "joder, el caso es que no conozco a nadie... serán de otro departamento, serán tal o cual ...

    Me había equivocado de sala y estaba en la cena de otra empresa !!! Ahora bien, me lo pasé teta con ellos, más majos todos :-)

    ResponderEliminar
  21. Este va a ser mi primer año en una cena de empresa! Aunque aquí si la paga la empresa. En realidad, me he apuntado y tengo cero ganas de ir!

    ResponderEliminar
  22. Odio las cenas de empresa, siempre que he podido no he asistido. Además como en mi empresa es el trabajador el que se la costea esto último es fácil de hacer. Yo normalmente suelo cenar con compañeros de trabajo que nos conocemos de hace años y no hemos perdido el contacto. Así por lo menos se que lo que pago lo hago a gusto

    ResponderEliminar
  23. XDDDDDDD... y esto a qué iba??? pero chiquilla... que no nos has contado como ha acabao la cosa... peleas, cómo a tirones de pelos, joú no me lo quiero ni imaginar... mejor sí, tirones de pelos... con el tiempo que hace, bajo el agua... y si pones un poquito de barro... ala a cobrar que se ha dicho, pelea de gatas XDDD

    Ummm... sorry, pero es que se ma venio a la cabeza.
    Yo este año, creo que no tengo cena de empresa... y es grande... mu grande... pero nada, que no han dicho na de na, claaaaro como la pagaban ellos, se callan pa no pagar, serán.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Yo creo que piensas como el 95% de los trabajadores. El caso es que si la gran mayoría odia estas cenas por qué se siguen haciendo.

    En mi caso al menos nos la paga la empresa.

    ResponderEliminar
  25. Ay, cómo me has hecho reír, Mo. Yo también soy anti-cenas-de-empresa, sobre todo si me la tengo que pagar yo, que ya tiene tela.

    Felicidades por el blog.

    ResponderEliminar