martes, 14 de diciembre de 2010

Dame de beber




"Dame de beber", eso le decía el coche del churri al churri desde hace días. 

Bueno, lo decía en su idioma, de vez en cuando se encendía una lucecíta, sonaba un pitido y en el cuadro de mandos salía un letrerito poniendo:

 
"Rellene los niveles de agua".


- Churri, a tu coche le falta agua, ¿lo has visto? - le decía yo con un tonito de voz de esos que denotan que en realidad estás pensando "churri, seguro que lo del agua te lo lleva diciendo tu coche un mes, y tú pasando del tema".

- Sí, lo he visto, empezó a encenderse ayer - me respondió el churri con un tonito como diciendo "la madré que parió al coche, no ha tenido otro momento en el que volverse a encender la luz que ahora, cuando está Mo aquí, y ahora estará todos los días preguntandome por el agua".  Y su tonito también decía.... "lleva así dos semanas y sigue andando, así que no será grave".


- Ah, pues llévalo al taller, no?

- No, eso lo relleno yo.


Ahí terminó nuestra conversación acuática, y pasaron dos semanas, o tres, con viaje del churri a Sevilla en coche (el suyo) incluído.
Este fin de semana, otra vez he vuelto a ver la luz encenderse.


- Churri, otra vez se ha encendido la luz del agua, ¿no la has rellenado?


- Ya me he dado cuenta, pero creo que debe ser algún fallo del coche, porque lo rellené ayer, y está hasta arriba


- Ah, pues igual, pero de todas formas deberías llevarlo al taller vaya que tenga un escape o algo.


Y ahí quedó la cosa.
Hoy estando en el trabajo me llama....

- ¿Qué tal la mañana, Mo?


- Pues bien, hasta que me han vuelto loca con un marrón y con un correito de esos con copia a todos los peces gordos del mundo mundial.

- ¿Pero la culpa es tuya?

- No, pero yo soy el pececito más pequeño, así que a quien le piden explicaciones es a mí.

- Bueno, verás como se soluciona.

- Eso espero, y ¿tú qué haces?

- Pues con mi compi en su coche que he dejado el mío para que lo laven, que estaba sucísimo.

Entonces se me encendío la bombilla acuática...

- Oye, tú no ibas a llevar el coche al taller para que te mirasen lo de la lucecita esa que te avisaba de que no tenía agua.

- Ya lo he arreglado con la ayuda de mi compi.

- ¿Y eso? ¿qué le pasaba?

- Es que.... el agua que estaba rellenando era la del limpiaparabrisas. 


Tenía dos opciones, reírme o matarlo, opté por reírme.

Eso sí, cuando se me encienda una lucecita en el coche.. no le pregunto al churri no loca!!!!







16 comentarios:

  1. Qué gracioso!!! pero eso es la ley de murphy a todos en algún momento nos pasa!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es que el coche debería ser más específico ¿no? ;)
    Hiciste bien en optar por reirte jejeje

    ResponderEliminar
  3. Ufff pues eso es serio, a mi una vez se me quedó sin agua y me cargué e motor :S, y si, ahi se desmostró que fue un fallo del coche, pero aun asi, tuve que poner un motor nuevo. Putadón!.

    Besos,

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja.... menos mal que no ha sido nada grave al final...

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Juejejejejejejejeje, que bueno!!!! Y luego dicen de nosotras y la mecánica, ejejejejeje

    >Yo también hubiera optado por reirme, ejjeejej

    Besicos

    ResponderEliminar
  6. Es lo que me ahorro al tener un padre que ejerce de mecánico.

    ResponderEliminar
  7. Qué bueno!! Como dicen por aquí arriba tuvo mucha suerte pq se pudo haber cargado el coche.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Jajajajajajaja andaba algo despistado el churri , ¿No, Mo?

    ResponderEliminar
  9. Los roles de género estan cambiando, Mo. Tarde o temprano tu churri claudicará y tomará tus avisos como un mandato divino.¡El futuro es vuestro! de las féminas, digo. No, no es que tenga buena opinión de vosotras, tengo un concepto bastante chungo del género humano en general, pero por las cuestiones históricas y sociológicas de las que no tengo ni puta idea: empieza vuestra era. Supongo que en las últimas generaciones al asumir nuevas responsabilidades sin abdicar de las que ya teníais, os habéis hecho fuertes.

    Cada vez somos más los tíos que al mismo tiempo que hemos incorporado a nuestras vidas las tareas domésticas tradicionalmente femeninas, cedemos alegremente a nuestra socia cualquier función que requiera control y responsabilidad.

    P.D: Cuando he aludido a la poca fe que tengo en la especie humana, he caído en que no te he dicho nunca que me parece cojonda la reivindicación de tu blog contra el abandono de chuchos. En el mío no lo pongo, no vaya a ser que alguien se piense que tengo de eso... ¿cómo se llama?... Ah, sí: sentimientos.

    ResponderEliminar
  10. Ya me he reconciliado con la humanidad.

    ¡Hay tíos (y no son rubias) tan inútiles como yo en Mecánica y Cinética!

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, está claro que no todos los hombres saben tanto de mecánica como nos quieren hacer creer XD

    ResponderEliminar
  12. Cómo les cuesta reconocer que no saben algo a algunos... Encuentro que algo simpático y para recordar muuucho tiempo :)
    un saludo,

    ResponderEliminar
  13. si suelto lo q tengo en mente... me tachan de feminista y sexista jejejeje.

    pero ... ¿¿¿A QUIÉN SE LE OCURRE???

    pero mira, al menos luego lo reconoce y es hasta gracioso.

    besotes


    alma

    ResponderEliminar
  14. Los churris jamás hacen caso a nuestras sugerencias, esto nos lleva a quedarnos tirados de vez en cuando al grito ¡ya te lo dije! ¡te lo advertí! ¡como odio tener razón! etc, pero nunca, nunca claudican, lo hacen cuando se lo sugiere un ammiguete así que resígnate.

    ResponderEliminar